«Latido» del Sputnik
Fuente: NASA

El inofensivo artefacto que emitió este inocente sonido fue el que puso en guardia, e incluso aterrorizó, a los estadounidenses durante la Guerra Fría y, de algún modo, dio origen a la llamada carrera espacial.

Durante la mayor parte del tiempo que duró la carrera espacial, los soviéticos llevaron clara ventaja sobre los americanos. El 4 de octubre de 1957 la URSS lanzaba con éxito el primer satélite artificial de la Historia: el PS-1, Prostreishiy Sputnik 1 (Satélite Sencillo 1), conocido por la segunda mitad de su nombre, y solo un mes más tarde lanzaban el Sputnik 2 con la perrita Laika a bordo, mientras que la Marina de los EEUU fracasaba estrepitosamente en diciembre del mismo año intentando lanzar el Vanguard TV3, cuyo cohete explotó en la plataforma de lanzamiento, alcanzando un apogeo de 60 cm, a pesar de que el satélite propiamente dicho sí que funcionó correctamente.

Ante tal bochorno, los americanos decidieron acudir al equipo de von Braun, que ya se encontraba trabajando en los cohetes llamados Jupiter, en la base militar de Redstone, de manera que el primer satélite artificial yanqui que surcó el espacio fue el Explorer 1, lanzado el 31 de enero de 1958 con un cohete Jupiter. Cabe decir en favor de los estadounidenses que su satélite llevaba un equipo mucho más sofisticado que el Sputnik 1, y que gracias a él se pudo confirmar la existencia del Cinturón de Van Allen. Por cierto, en julio del mismo año tenía lugar la creación de la NASA.

Explorer 1
Fuente: NASA

Pero los rusos no estaban de brazos cruzados mientras tanto… El 2 de enero de 1959 lanzaban la primera nave que alcanzó la velocidad de escape de la Tierra: la Luna 1Esta sonda debería haber llegado a nuestro satélite natural, pero no lo logró por un error de 6000 Km. Sin embargo sí que lo consiguió la Luna 2, que fue el primer artilugio en tocar la superficie lunar, en la que impactó el 14 de septiembre de 1959. Y, por si eso fuera poco, menos de un mes después, la Luna 3 entraba en órbita lunar ofreciéndonos las primeras imágenes de la cara oculta de nuestro satélite.

Cara oculta de la Luna fotografiada por Luna 3
Fuente*: Roscosmos – Wikipedia Commons

Y así, sucesivamente, los rusos siguieron con la delantera en la carrera espacial. Parecía que nada iba a detenerles… En mayo de 1960 lanzaban el Sputnik 4, que no era tal, sino una cápsula Vostok encubierta para ocultar a los americanos sus proyectos inmediatos, ya que este tipo de nave estaba diseñada ya para llevar un hombre a bordo, aunque en esa ocasión todavía fue vacía. 

Cápsula Vostok
Fuente*: Wikipedia Commons

De esta manera, solo un año más tarde, el 12 de abril de 1961, otra Vostok, esta vez «oficial», despegó llevando en su interior a Yuri Alexeievitch Gagarin, el primer cosmonauta
(«navegante del universo», como dieron los rusos en llamar a sus viajeros espaciales) de la Historia.

Yuri Gagarin
Fuente: NASA

Gagarin orbitó la Tierra durante una hora aproximadamente, a bordo de una nave esférica de 2’3 m de diámetro externo, en la que únicamente había espacio para un asiento, los mandos, y un miniaturesco ojo de buey desde el que Yuri pudo observar nuestro planeta como ningún ser humano lo había hecho hasta entonces (se me pone piel de gallina al pensar en la emoción que debió sentir al tener la Tierra bajo sus pies y ante sus ojos)… Toda una proeza que le podría haber costado la vida por un problema en la reentrada, pero que finalmente salió bien. A pesar de todo, el joven cosmonauta conservó la calma y el buen humor en todo momento. 

Panel de instrumentos de vuelo de la Vostok.
Fuente*: Wikipedia

Como anécdota cabe añadir que Yuri aterrizó en con su paracaídas en los terrenos de una granja, y que la granjera y su nieta, cuando lo vieron acercarse con su traje espacial, salieron corriendo despavoridas.

Por cierto, el hecho de que nave y cosmonauta aterrizasen por separado fue mantenido en secreto por la URSS hasta 1978, ya que las reglas para los récords aeronáuticos según la Federación Aeronáutica Internacional marcaban que hombre y máquina debían aterrizar juntos.

Por parte de EEUU, en el mismo 1961 tuvo lugar un hecho decisivo: el discurso pronunciado el 25 de mayo por John F. Kennedy en el Congreso, en el que declaró que su país debía ser el primero en llevar a un hombre a la Luna y traerlo de vuelta sano y salvo. Al año siguiente, en otro discurso en la Universidad de Rice (minuto 14 del enlace) pronunció la célebre frase «Nosotros escogemos ir a la Luna y hacer otras cosas, no porque sea fácil, sino porque es difícil» (minuto 22:40 del enlace).

Discurso del Presidente Kennedy en el Congreso
Fuente: NASA

Esta voluntad política no solo cambió la naturaleza del programa Apollo -cuyo objetivo inicial había sido enviar naves orbitales tripuladas a nuestro satélite-, sino que lo impulsó como un proyecto prioritario en su país, dotándolo de todos los medios necesarios y convirtiéndolo en el programa espacial económicamente más costoso de la Historia, mientras en la nación se respiraba un ambiente de ambivalencia hacia el proyecto, donde los retractores argumentaban que todos aquellos millones debían destinarse a asuntos sociales que consideraban más prioritarios.

A pesar de ello, durante los siguientes años, la delantera que los soviéticos ya tenían, y la presión política ejercida sobre el equipo de Korolev para acelerar los programas Vostok y Voskhod, dieron sus frutos, de manera que durante unos cuantos años más la carrera espacial continuó siendo una especie de persecución en la que los yanquis siempre iban  rezagados, con el consiguiente chasco nacional cada vez que sus contrincantes volvían a obtener algún primer puesto. La tensión se palpaba en el aire en aquellas fechas significativas…

  • 5 de mayo de 1961: 23 días más tarde que Gagarin, Alan Shepard, formando parte del Programa Mercury, se convierte en el primer astronauta («navegante estelar», como llamaron los americanos a sus viajeros espaciales) estadounidense, al realizar un vuelo suborbital de 15 minutos a bordo de la Freedom 7.
  • 20 de febrero de 1962: John Glenn, a bordo de la nave norteamericana Friendship 7, completa un vuelo de tres órbitas completas alrededor de la Tierra.
  • 11 y 12 de agosto de 1962: Primer vuelo espacial con encuentro en el espacio entre dos naves, las soviéticas Vostok 3 y Vostok 4.
  • 16 de junio de 1963: Primera mujer (y civil) cosmonauta, la rusa Valentina Tereshkova, a bordo de la Vostok 6.
Sello conmemorativo del 50 aniversario de la primera mujer en el espacio.
Fuente*: Wikipedia

Antes de continuar con la sucesión de fechas significativas, y ya que hablamos de Valentina, es inevitable hacer referencia a las denominadas Mercury 13, un grupo de 13 mujeres que, en 1960, entró en un programa privado y clandestino en USA con el objetivo de que también hubiera mujeres entre los astronautas que viajaban a la Luna.

El proyecto fue iniciativa del doctor Lovelace (médico del programa espacial) y terminó en 1961 porque los yanquis no vieron nada claro que ellas pudieran viajar al espacio, a pesar de que las féminas superaron con creces todas las pruebas (incluso en algunas con mejores marcas que los hombres).

Jerrie Cobb, una de las Mercury 13, con una cápsula Mercury.
Fuente*: Wikipedia

Las Mercury 13 fueron al congreso para reivindicar su capacidad y aptitud para entrar en el programa espacial, pero no se les permitió. La NASA había establecido que para ser astronauta había que ser ingeniero y haber pilotado jets militares de reacción, cosa esta última vedada a las mujeres porque era algo que solo podían hacer los pilotos militares, carrera a la que solo podían acceder los hombres en aquella época.

Menos mal que algunas cosas van cambiando poco a poco.

Continuamos con las fechas…

  • 12 de octubre de 1964: Primer vuelo espacial con tres tripulantes, en la nave soviética Voskhod 1. También fue la primera vez que se realizaba un vuelo espacial sin traje espacial (valga la redundancia).
  • 18 de marzo de 1965: Primer paseo espacial, protagonizado por el ruso Alexei Leonov, en la nave Voskhod 2. Esta misión también pudo haber acabado en desastre, ya que el traje de Alexei se hinchó en el vacío del espacio y luego no cabía por la escotilla de la nave cuando iba a entrar de nuevo. Alexei tuvo que correr el riesgo de reducir la presión interior de su traje para poder regresar al módulo de la Voskhod. (¡Dios mío, qué horror!) o_O
Alexei Leonov: 12 minutos en Universo
Vídeo conmemorativo del primer paseo espacial
Fuente: Roscosmos TV
  • 23 de marzo de 1965: Primer vuelo espacial con dos tripulantes de EEUU, en la nave Gemini 3.

A pesar de todos estos triunfos, Korolev y su equipo sufrían una presión cada vez mayor por parte de sus superiores -no equivalente a los recursos disponibles-, viéndose obligados a modificar sobre la marcha naves Vostok, destinadas inicialmente a otros objetivos, para proporcionar más primeros puestos a su país.

Un ejemplo que ilustra muy gráficamente la situación extrema vivida por el equipo ruso fue la misión Voskhod 1 que mencionaba hace un momento, en la cual los tres cosmonautas viajaron sin traje espacial, no por una cuestión técnica o científica, sino porque sencillamente no había espacio suficiente en la nave, ya que se trataba de un módulo Vostok modificado, diseñado inicialmente para llevar a dos personas. Se trató, evidentemente, de una gran temeridad, puesto que no tenían ni idea de lo que les iba a poder ocurrir, y podrían haber muerto en caso de despresurización de una cabina diseñada para que los cosmonautas fueran con traje.

Por si esto fuera poco, un cambio de poder político inesperado en la URSS suspendió las misiones Voshod 3 y 4 para centrarse en el programa Soyuz, que supuestamente debería haber llevado a los cosmonautas rusos a la Luna. Esto supuso unos dos años sin vuelos tripulados por parte de los rusos, paralelos al deterioro progresivo de la salud -ya comprometida previamente- de Korolev.

Mientras tanto, los americanos y von Braun disfrutaban de un gran apoyo económico, político, e incluso social y avanzaban a pasos agigantados en sus proyectos Gemini y Apollo, con cohetes y módulos muy perfeccionados, y con todos los medios posibles.

Gemini VI vista desde Gemini VII
Fuente: NASA

La historia para los soviéticos acabó bastante mal. Korolev murió en 1966 a causa de una hemorragia durante la intervención quirúrgica de su cáncer intestinal. Sus sucesores fallaron en la puesta en marcha de los Soyuz, por problemas con los cohetes, pero pesar de la llegada de los americanos a la Luna, los rusos siguieron trabajando en el proyecto durante unos tres años, llegando a completar la construcción de unos módulos lunares y de mando (LOK LK) que nunca serían lanzados.

La Historia es, desde luego, de los que ganan, pero en mi opinión los soviéticos, concretamente Korolev y su equipo, fueron una especie de héroes, unos científicos, ingenieros, cosmonautas, y demás personal, que obraron grandes proezas, con unos medios limitados y soportando sobre sus espaldas una presión política enorme. El diseño de sus naves era excelente -de hecho las Soyuz todavía se utilizan hoy en día con las actualizaciones pertinentes-, y creo que si hubiesen dispuesto de más medios, tal vez hubiesen llegado ellos primero…

Soyuz TM-7 en 2005
Fuente*: Wikipedia

¿En qué habría cambiado la Historia reciente del mundo?  ¿Quién sabe? En cualquier caso, ese equipo se merece este pequeño rinconcito de reconocimiento antes de seguir con la historia del Programa Apollo 🙂

Continuará… en la próxima entrada: El programa Apollo: un gran salto (I). Aspectos técnicos

Nota: Documental dramatizado, 100% recomendado para los interesados en el tema: Space Race, de la BBC.

Si prefieres acceder directamente a algún otro artículo o al Ebook gratuito (última imagen), clica en el enlace de la foto correspondiente 😉

*Nota sobre las imágenes y otros archivos: En el momento de la publicación de este artículo, todas las imágenes que en él aparecen están calificadas por sus fuentes como de Dominio Público para usos no comerciales o políticos. A continuación se citan, por orden de aparición, los autores o fuentes originales para los casos señalados con un asterisco a pie de foto, en los que la fuente indicada no es la original sino el lugar donde encontré la imagen durante la búsqueda de información:

Réplica del Sputnik 1: NSSDC, NASA[1] – http://nssdc.gsfc.nasa.gov/database/MasterCatalog?sc=1957-001B

Cara oculta de la Luna fotografiada por Luna 3: Roscosmos

Cápsula Vostok: TigerPaw2154 at English Wikipedia [Public domain]

Panel de instrumentos de vuelo de la Vostok: De Tempe – Trabajo propio, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6087445

Sello conmemorativo de la primera mujer en el espacio: Post of Azerbaijan/Azermarka – http://www.azermarka.az/2013.php

Jerrie Cobb con una cápsula Mercury: By NASA – Great Images in NASA Description, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=654040

Soyuz TM-7 año 2005: The original uploader was Thegreenj at English Wikipedia. – Transferred from en.wikipedia to Commons., Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2726282

Únete a la conversación

13 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.